You are here
Mamá, ¿juegas conmigo? CRIANZA 

Mamá, ¿juegas conmigo?

Mamá, ¿juegas conmigo?

Tengo que confesar que muchas veces esta pregunta me aterra, y no es tanto porque no me gusten las muñecas, sino porque me es muy difícil seguir la imaginación de mi hija.. ella aún es pequeña (6 años) y en su mundo inventado de juegos no hay normas ni límites, es un mundo muy distante del mío donde el orden, las normas y la rutina están tan establecidas que pretender ser un unicornio astronauta que enseña en la escuela para perros de Barbie es un poco difícil de representar, nunca sé qué decir o hacer.

Para usar la imaginación es necesario romper con lo establecido y entender que los objetos puede tener otros usos, pero para nosotros como adultos eso es un arte olvidado que nos cuesta recordar.

Mientras nuestra mente se afana en los pendientes y los compromisos, la de los niños es una mente abierta donde todo es posible y por eso jugar con nuestros hijos a veces nos resulta un tanto complicado y hasta angustioso.

“Jugar es establecer una relación diferente con un mundo diferente, en ocasiones inventado, con otros tiempos, es una relación abierta donde todo es posible, sin patrón definido.”

Pero, ¿Qué hacemos entonces? …. Rechazamos la invitación al juego, o hacemos ver que jugamos??

Si rechazamos el juego es como si no los amaramos del todo y si hacemos ver que jugamos ellos se dan cuenta y no quedan satisfechos con nuestra participación.

A veces nos resulta más fácil jugar cuando hay reglas en el juego, pero para los niños jugar desde su imaginación con reglas no es verdaderamente jugar… cuando mi hija me pregunta si quiero jugar con ella yo siempre sugiero una actividad como la lectura o una manualidad antes que tener que inventar un viaje espacial en una lancha con motor fuera de borda por la sencilla razón de que tanto leer como hacer una manualidad nos aseguran que existen unas instrucciones o un camino a seguir y eso nos da seguridad de lo que estamos haciendo. Para muchos adultos el mundo de la fantasía nos saca de nuestra zona de confort y nos enfrenta al vacío.

 

Como entrar al mundo de los juegos con nuestros hijos.

Pero, como todos sabemos la importancia del juego y la imaginación en los niños, qué podemos hacer para entrar en ese mundo?  Pues darnos la oportunidad de soltar los miedos y volver a ser niños otravez, dejar que nuestra imaginación fluya y entrar con ellos a este mundo de fantasía. Para mí ayuda mucho saber que ellos aprenden a través del juego y que mientras estamos jugando yo puedo conocer más del mundo real de mi hija, conocer sus sueños, sus preocupaciones y hasta sus miedos, estos espacios de juegos abren una ventana para conocer la naturaleza de nuestros hijos y nos permite, a través del juego, enseñarles miles de cosas que en el ajetreo del día a vamos olvidando.

También me he dado cuenta que la mayoria de las veces que mi hija me pide que juegue con ella es solo porque necesita mi presencia, necesita sentir que la estoy mirando y que estoy pendiente de lo que esta haciendo, eso le da seguirdad  y al ratito de estar jugando ella misma me va excluyendo como participante del juego y se entrega sola a su imaginación, asi que pienso que es importante darnos la oportunidad de jugar y re-conectar con nuestro niño interior que tan olvidado tenemos.

Conectarnos con nuestro niño interior puede traernos momentos muy felices y ayudarnos a liberar estrés, puede hacer que la relación con nuestros hijos sea más estrecha y alimente la confianza y su autoestima. Asi que los invito a dejar a un lado los miedos y la pereza y entrar en el mundo imaginario de nuestros hijos, estoy segura que si ho hacen se sorprenderán de las capacidades de sus hijos y atesorarán memorias para toda la vida.

Que piensan ustedes?? Les pasa igual??

 

Related posts

%d bloggers like this: